El miércoles de ceniza

Cenizas1

Es un símbolo religioso que ha tomado la Iglesia para unir a los bautizados como comunidad, llamarnos a solidarizarnos en las renuncias necesarias para crecer como discípulos de Cristo y seguirlo como camino, verdad y vida.

Lo convierte en un signo de su llamado a todos los hombres a la conversión, denuncia la fragilidad de este mundo, pone en evidencia los engaños del pecado y anuncia la Nueva Vida incorruptible a la que Dios nos llama por medio de la Pascua de la gloriosa Pasión, muerte en la cruz y resurrección de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.

√ La ceniza es símbolo de lo que se destruye, de lo que no vale, de lo que muere.

√ La muerte es consecuencia del pecado

√ La imposición de la ceniza es un acto libre y personal para aceptar lo que significa

Así que…

× No es pecado no recibirla

× No es obligatoria

× No es un sacramento

× No te da buena suerte

× No tiene que imponerla el sacerdote

 Pero será falso y  no tendrá sentido si…

… no piensas cambiar de vida,

… no piensas ponerte en paz con Dios y con tu prójimo,

… no quieres vivir la caridad en la participación de bienes,

… vas a seguir haciendo mal uso de tu sexualidad,

… vas a seguir emborrachandote,

… vas a seguir maltratando a tus padres,

… vas a seguir viendo pornografía,

… no quieres practicar la justicia con tus subalternos, tus autoridades o tus consaguineos,

… no piensas abrir espacios a la oración y a la reflexión comunitaria.

⇒ ¡mejor CAMBIA!

El ayuno, la oración comunitaria y el esfuerzo de ser caritativo te ayudará.

Ayuno y Oración

Este signo se hace realidad mediante el ayuno y la abstinencia, signo de la esperanza en que la vida que nos promete es mejor que la del mundo; la oración alrededor de la escucha comunitaria de la Palabra de Dios, signo de que queremos seguir sus pasos por medio de la Iglesia y la caridad, signo del esfuerzo que ofrecemos para erradicar el odio y reflejar el amor de Cristo a los demás a través de la atención a los más desamparados.

Recuerda:

cenizas3

El miércoles de Ceniza marca el inicio del tiempo de Cuaresma, durante el cual la Iglesia nos acompaña a que renovemos la vida de bautizados, buscando en el sacramento de la reconciliación el perdón de los pecados, que nos subordinan a este mundo y nos alejan de vivir en la caridad de Cristo y la obediencia al Espíritu Santo que recibimos en el bautismo. Además con la abstinencia de los viernes de cuaresma nos apoyamos en el ejercicio de subordinar nuestra vida terrenal a la vida del Espíritu, para que nos ayude a liberarnos de los impulsos desordenados de la carne.

Así la Iglesia anuncia al mundo y prepara a los bautizados, para celebrar la renovación anual de la Nueva y Eterna Alianza entre Dios y el género humano en la Pascua de Jesucristo, nuestro Señor. Pues por ella, se nos otorgó el perdón de nuestros pecados y la vida nueva y eterna.

 


 Cuaresma 2015

Con aprobación del Vicario Episcopal de la Primera Vicaría

Comisión de Pastoral Litúrgica de la Primera Vicaría Episcopal de la Arquidiócesis de México.